Video de un ensayo o repetición en el local de ensayo al que acudía a diario en Dakar (Senegal) para entrenar las manos, la velocidad, la fuerza con la que golpeaba el Djembe. Los ritmos de Djembe son varias cosas, por un lado, memorizar frases y tener el sentido del tiempo, pero por otra parte y de gran importancia por cierto, está un buen entrenamiento de las manos, así como del fondo físico, pues hay que golpear con dureza el Djembe para que se te pueda oir, y también hay que dosificar tus energías para que puedas aguantar hasta el final del ritmo tocando.